<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d29423935\x26blogName\x3dLos+paraisos+artificiales\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dBLACK\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttps://losparaisosartificiales.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_ES\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://losparaisosartificiales.blogspot.com/\x26vt\x3d-5714309486976387706', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

De Libros de Autoayuda y Romanticismo


La primera vez que regresé a casa tras dar el gran paso de ir a vivir contigo, te sorprendi tarareando una cancion del pasado. Deshacias un enorme ovillo de lana y jugueteabas con los dedos de los pies.Mas que un tarareo era una especie de ronroneo, y mas que una cancion, era la nana que tu madre cantaba cuando no podias dormir...
-¡Gatita!¿que tal fue el dia?¿Ensayando para el futuro?
Ni siquiera abriste la boca.Esbozaste una timida sonrisa y te acercaste armonicamente junto a mi. Comenzaste con un leve susurro, y terminaste por quitarme la ropa.
El segundo dia te esperaba mientras divisaba los rincones de la ciudad por la ventana. El curro habia sido realmente duro, el ambiente por la oficina estaba crispado y los jefes,al menos el mio, inaguantables, y no creo que haga falta que les diga lo que conlleva un jefe cabreado...
- ¡Ya estoy aqui, tu Gatita ha llegado! dijiste...E hicimos el amor toda la tarde. Esta vez yo quitaba la ropa, y los dos quienes comprendimos que al son de Gatita los problemas no lo eran tanto...sino,¿que tendria de peculiar esta historia?
Y ahi esta precisamente lo que mas adoro de ella. Para los dos el romanticismo es complicidad, es convertir una situacion cotidiana en una cena con velas, pero sin la cena y sin las velas,al menos,no necesariamente.Es forjar una vida llena de anecdotas,es convertir un simple ¡Gatita! en dias inolvidables.Por eso no compartimos la defincion de romanticismo, no tanto la del diccionario, que mal que bien es aceptable(Romantico: Sentimental, generoso y soñador),sino la estereotipada,la influenciada por una sociedad tan consumista como esta.
Y quizá debería inventar historias para reivindicar asuntos mas importantes que este.Y se que es realmente preocupantes que de cada diez metros de costa, tres estén construidos, el problema, es que esas historias, las que yo podria inventar,no creo que les gusten. Como tampoco aquellas que hablan del dolor, ese dolor que es tan fuerte, que desearias estar muerto.¿ Que soluciones dan para eso los libros de autoayuda?
« Home | Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »
| Next »

2:41 p. m.

bueno amor marcho para rascafria,q sepas que te voy a echar de menos mucho estos dias,y q te kiero!!!
un besazo nene!!!  



» Publicar un comentario